No señora usted no es feminista! Respuesta a declaraciones de Jaqueline Van Rysselberghe

No señora Van Rysselberghe usted no es feminista. No se puede ser feminista y avalar a los genocidas de Punta Peuco, eso es contrario a la ética feminista. Pero en algo tiene razón el movimiento feminista no es patrimonio de la izquierda, se lo explico, en tanto movimiento -por lo tanto autónomo-  el feminismo es una propuesta social y política transformadora que cuestiona el orden hegemónico de este sistema patriarcal/neoliberal/racista/heteronormado, por lo tanto no podemos compartir con ningún partido político su visión de sociedad adaptativa a un sistema que oprime y explota a la mayoría en beneficio de unos pocos que administran sus bienes. 
Muchas mujeres de izquierda y feministas que participaban en Partidos Políticos decidieron hace años abandonar esa forma de organización porque les producía contradicción con los principios feministas; pero esta cuestión no es problema exclusivo de los partidos de izquierda (nuevos y antiguos), lo que pasa en su sector, es que las mujeres están cómodas en la posición que se encuentran con los privilegios de los que han gozado por ser parte de la élite chilena, pero no se confunda, no tienen las mismas garantías, privilegios, salvavidas que sus correligionarios, ellos son hombres. 

El feminismo en tanto movimiento social,  es una confluencia de distintas corrientes teórica-prácticas siendo una de ellas, la línea de la Igualdad o igualdad de género, la más conocida y la más utilizada por los Estados modernos en sus políticas públicas “destinadas a las mujeres”, porque no cuestiona el sistema sino que busca “equilibrar” la posición de mujeres y hombres, partiendo desde un lugar artificial: todas las mujeres no somos iguales, no necesitamos lo mismo, no deseamos lo mismo, vivimos en distintos territorios, somos de distintas culturas y pueblos; y la razón más importante, no nos interesa igualar la posición de la  mayor parte de los hombres que son explotados, oprimido y abusan de sus privilegios.



Marcha 08/03/2019. Fotografia: Celestes Pérez Álvarez
Y sí, señora Van Rysselberghe algunas somos extremistas. Trabajamos por más, somos ambiciosas cuando hablamos de mejorar las condiciones en las vidas de las mujeres niñas y niños. Queremos otro mundo, no este, queremos otros mundos no reformados, somos disidentes. Soñamos y experimentamos otras formas de relacionamientos no violentos, amorosos, diversos... trabajamos para alcanzar esa transformación.

Soledad Acevedo ArenasFeminista antiracista, psicóloga comunitaria y educadora popular



Marcha 08/03/2019. Fotografia: Celestes Pérez Álvarez

                                         
     
Marcha 08/03/2019. (Archivo personal)





Comentarios

Entradas populares de este blog

Recomendación General sobre Legítima Defensa y Violencia contra las Mujeres

preocupación por el tratamiento periodístico en casos de violencia contra las mujeres en Chile